La entrega de Venezuela al poder financiero internacional por parte de “la izquierda” – parte 1

Mucha gente aún se deja influenciar por el bipartidismo venezolano (actualmente es la MUD-PSUV) y creen en aquello de que ellos representan dos tendencias diferentes: Capitalismo y Socialismo, Derechas e Izquierdas… esto obviamente hace que la capacidad de análisis o de intuir se nuble por completo y desencadena todo un fanatismo exacerbado en el individuo terminando por repetir todo lo que el bipartidismo transmite sin cesar, una y otra vez a través de los medios masivos de comunicación (controlados por ellos mismos). Pero la realidad dista mucho de ello pues en Venezuela ese bipartidismo que muchas personas creen que representa opciones diferentes juegan para el mismo equipo y por supuesto, son dirigidos por el mismo dueño… Así es como han venido entregando el país al gran poder financiero internacional mientras mantienen entretenidas a las mayorías con “pan y circo”.

La llegada de Chavez supuso un cambio de orden al viejo modelo que representaba el llamado “puntofijismo” el cuál se había auto-destruido públicamente (porque realmente nunca sucedió tal destrucción sino que simplemente “los mandaron a la banca”) y creó las condiciones para el surgir de los llamados “revolucionarios”, unos actores que por fuera representaban un modelo pero internamente eran mas de lo mismo y solo era cuestión de tiempo para que estos mostrasen que en realidad juegan para el mismo equipo.

Si bien públicamente se presentó al chavismo como un modelo humanista y de izquierda contrario a los intereses del poder financiero internacional, esto en la práctica no fue así y desde sus inicios se tejió finamente la entrega del país a estos capitales foráneos conjuntamente con la llamada “oposición” que ha venido cumpliendo a cabalidad su función de “desagüe” para drenar y controlar las manifestaciones contrarias al gobierno y evitar así, el surgimiento y auge de alguna organización popular que pudiese arruinar los planes que ya estaban en marcha.

La puesta en marcha para la agenda de entrega del país por parte de los llamados “revolucionarios” comenzó con la creación del IIRSA “Iniciativa para la Integración Regional Suramericana” el cuál fue lanzado y aprobado durante la cumbre de presidentes de América del Sur llevada a cabo en el año 2000 en Brasil. Dicha iniciativa consiste básicamente en la financiación de un conjunto de mas de 500 mega-proyectos mineros y energéticos principalmente, los cuales obviamente beneficiarán exclusivamente al capital financiero mundial, de hecho, el IIRSA es considerada como “la hija del ALCA” (ese proyecto que fue criticado en reiteradas oportunidades por la llamada “izquierda”), pues es administrada y controlada por los mismos actores del Área de Libre Comercio de las Américas y además forma parte del Consenso de Washington de 1989.

Una vez aprobada el IIRSA y luego del conveniente referendum revocatorio del 2004, el gobierno “revolucionario chavista” comienza a ejecutar propiamente la agenda globalizadora del nuevo orden mundial planificado por los “trilateristas”: David Rockefeller, Henry Kissiger, y Zbigniew Brzezinski en los años 70′ con la promulgación del decreto minero 3110 el cuál extendía aún mas el decreto 1850 promulgado por Caldera y el cuál había sido paralizado por Chavez en su promesa electoral del 97′: “Nuestra tesis es que la explotación de los recursos no puede atentar contra la vida futura. Si para sacar el oro hay que acabar con el bosque, entonces me quedo con el bosque” dijo en aquel entonces.

Con este decreto se destinaban unas 451.000 hectáreas para la explotación minera y unas 2.250.000 millones de hectáreas para la explotación maderera en la frágil reserva del Imataca por parte de transnacionales como: Vannessa Ventures, Crystallex International, Gold Reserve, y Placer Dome por mas de 40 años.

Entre los años 2005 y 2008 el país obtiene abundantes ingresos petroleros (según varios analistas, han sido los mayores ingresos petroleros que el país ha recibido durante toda su historia), y es durante este período en donde se comienza la fase de destrucción del aparato productor nacional mediante las expropiaciones y las importaciones masivas, también se comienza de manera sutil a privatizar los yacimientos petroleros e hipotecar progresivamente a PDVSA mediante la creación de las llamadas “empresas mixtas”… casualmente la llamada “oposición” se retira de las elecciones parlamentarias del 2005 dejando así prácticamente todo el congreso en manos del gobierno y estos a su vez conceden poderes plenos al presidente evitando así legislar y por ende, controlar los gastos del ejecutivo.

Estas medidas causaron como es de esperarse: un masivo endeudamiento del estado, una enorme corrupción que opera como mafia, fuga excesiva de divisas, y impresión masiva de dinero inorgánico… obviamente que estas consecuencias no fueron palpables hasta la caída de los precios del petróleo, un recurso que como bien se sabe, es muy inestable económicamente hablando.

El trasfondo del “bolívar Fuerte”, el cuál se comenzó a aplicar en marzo del 2007, es obviamente tapar o como se diría coloquialmente “que no se vea tan feo” el golpe mortal que le dieron a la moneda nacional con la destrucción del aparato productivo nacional y las excesivas importaciones y “ayudas internacionales” durante el “boom petrolero”. Este sangramiento económico nacional obviamente se comenzaría a palpar públicamente cuando los precios del petróleo comenzasen a caer y para ese entonces, ya la gente hablaría en “bolívares fuertes”… ¿se imaginan la cara de una persona si uno viajase al 2007 y le dijese que en 10 años el salario mínimo iba a estar sobre los 100 millones de bolívares? seguramente como mínimo te dirían que estas bajo los efectos de alguna sustancia alucinógena …!

Como vemos, el bolívar ha sido bombardeado y herido mortalmente para facilitar la dolarización (o quien sabe si en algún futuro muy próximo surja una moneda global tan ansiada por el poder financiero internacional) y por ende, que nuestra economía sea controlada y dirigida por alguna potencia extranjera… ¿Aún creen en el discurso de “independencia, patria, nacionalismo, progresismo, y humanismo” del PSUV y/o de la MUD?

Nos vemos en la segunda parte!